Haciendo camino al andar. Diversidad y convivencia en rutas saludables multitudinarias.

Haciendo camino al andar. Diversidad y convivencia en rutas saludables multitudinarias.

Del 13 al 20 de noviembre, Toledo celebraba su VI Semana de la Infancia. A lo largo de esos días, diversas actividades se celebraron con éxito en toda la ciudad, con la colaboración de muchas entidades, poniendo de relieve nuevamente lo interesante de los marcos comunes de trabajo. Desde los procesos comunitarios del Casco y del Polígono, son rutas saludables las que se celebraron en ese marco. 3 de ellas, con fines y enfoques distintos.

La primera fue la “Ruta por el Casco verde”. Una ruta celebrada con 140 niños y niñas de los 3 colegios del barrio: Medalla Milagrosa, Divina Pastora y San Lucas y María. Partiendo de la Plaza del Ayuntamiento, 3 grupos se fueron a descubrir jardines urbanos, como los de la Escuela de Arte Toledo y la Real Fundación de Toledo y otros vecinales como el de Jule en el río o el de la Cruz Verde. Además, l@s participantes fueron mapeando a lo largo del camino, con puntos rojos y verdes en su mapa, los retos y potencialidades del barrio en cuanto a medioambiente.

Ese mismo día, por la tarde, se celebraba en el Polígono la Ruta saludable: Tribu, diversión y diversidad. Una ruta que congregó a 80 personas de las más diversas: niñ@s, mayores, personas en silla de ruedas, personas solas, en grupo… Una diversidad de las que rompe barreras y con la que vivimos un paseo de lo más amable y animado, (re)descubriendo recursos del barrio (como el nuevo skate park en la pista de atletismo). También jugamos un rato, ejerciendo nuestros sentidos y habilidades para colaborar. Esta ruta partía de la Mesa de Salud del Polígono, y fue dinamizada con APAT y el Centro Crecer. También participaron en la ruta APACE TOLEDO, el CPEE Ciudad de Toledo, CRPSL Toledo y muchas familias invitadas por los colegios y AMPAs del barrio.

Al día siguiente, fueron el CEIP Escultor Alberto Sánchez y el Centro de Educación Especial de APACE TOLEDO , los que pasearon juntos por el barrio, en lo que fue la primera ruta escolar inclusiva: una nueva iniciativa de la Mesa de Éxito Educativo del Polígono, que cada mes unirá un centro de educación especial con un centro educativo de infantil y primaria. No pudo ser más bonita la experiencia, por las evidentes ganas y disfrute de todos esos niños, niñas y adolescentes de conocerse y compartir ese rato. Ganas de ponerse en la piel del otro, de empujar las sillas, de reírse juntos. También ganas de ver desaparecer los obstáculos que siguen existiendo para una accesibilidad plena de nuestras calles y parques.

Y es que la inclusión no está tanto en los discursos, como en los pequeños gestos: darse la mano, reír y caminar juntos… Esas 3 rutas multitudinarias y preciosas, celebradas para la Semana de la infancia, nos llenan de alegría y de ganas de seguir generando espacios saludables y diversos en los que tejemos a cada paso relaciones nuevas y de convivencia.